Actividades y Secciones

La Montaña Mágica

Ubicada en donde se ubica lo que se conoce como La Gran Roca, se trata de las más modernas atracciones de este zoológico. En su interior, los visitantes serán testigos de una exhibición sumamente interesante. En la misma, se presenta la diversidad de la flora y la fauna, su evolución y su relación con la especie humana. Esta exposición está emplazada a lo largo de cuatro pisos y 16 salas que cubren un área total de 3200 metros cuadrados.

El visitante se encontrará con proyecciones en tres dimensiones, juegos interactivos, animaciones y espectáculos en vivo. La muestra incluye reproducciones de la vida humana en la era prehistórica, material didáctico que ayuda a comprender la evolución de las especies, esqueletos, fósiles y mucho más

La Montaña Mágica incluye una sección denominada Laberinto Oscuro, especializada en aquellos animales que viven durante la noche, como por ejemplo los murciélagos. Esta sala resulta especialmente interesante, además de ser extremadamente original.

Enumerar todas las atracciones de la Montaña Mágica sería imposible, la mejor opción será visitarla. Quien lo haga también será testigo privilegiado de la vida de las tarántulas, de la interacción entre coloridas mariposas y hasta podrá observar los ratones más pequeños jamás vistos.

América Tropicana

Esta sección del Zoológico de Budapest ha sido conocida por más de cien años con el nombre de La Casa de las Palmas. Esta zona fue construida originalmente para presentar plantas tropicales, pero luego de las remodelaciones llevadas a cabo en el año 2000, América Tropicana fue transformada en la sección del parque en donde no solamente viven las plantas tropicales, sino también los animales. Flora y fauna de los climas tropicales del continente americano son presentadas aquí de manera tal que es posible apreciar toda su belleza.

El visitante encontrará en esta sección aves de todos los colores volando alegremente, cocodrilos moviéndose de un lado a otro y hasta un acuario. Este hábitat acuático de 150 mil litros se divide en 27 estanques diferentes que presentan las especies marinas más espectaculares. Aquí es posible apreciar un auténtico arrecife coral en todo su esplendor.

Zona de la Sabana

Se trata de un área de 6000 metros cuadrados y casi su totalidad se encuentra al aire libre. El complejo es una mezcla entre antiguas edificaciones del zoológico y modernas adiciones que juntas forman un espacio extraordinario. Es aquí donde viven jirafas, gacelas, gran cantidad de aves y rinocerontes.

La sección incluye también un área cubierta en donde viven especies de menor tamaño como insectos y pequeños mamíferos. La sofisticación y belleza de este complejo hacen que el visitante quiera quedarse aquí durante horas.

Zona Australiana

Su edificio central fue construido en el año 1912 como un hábitat de aves. El sector también incluye un edificio-torre con un estilo arquitectónico típico de Transilvania. Se denomina a esta parte del parque Zona Australiana desde el año 2010. Aquí los visitantes podrán admirar una gran variedad de aves, reptiles y anfibios pertenecientes al subcontinente australiano.

Es en esta sección, quienes visiten el zoológico podrán ver a los simpáticos canguros y coloridos loros. Australia, una zona del mundo conocida por su diversidad natural, está fielmente representada en esta fantástica sección del Zoológico de Budapest.

Zona India

El centro de esta sección lo marca La Casa India desde el año 2011, pese a que esta parte del zoológico existe desde el año 1912. Parte de la edificación que delimita esta zona pertenece a la antigua Casa de los Leones, diseñada por Alajos Hauszmann en el año 1886. Esta zona fue renovada a mediados de los años ’90.

Entre las especies que se encuentran en la Zona India están las hienas, dignas de ver. Esta sección está repleta de plantas que representan la flora de la India. Cuando el visitante pasa de la Zona de la Sabana a la Zona India, podrá admirar gran cantidad de animales originarios de la India. Aquí viven, por ejemplo, los pandas rojos, los cebús, los antílopes, los marjores y los dholes.

La Casa János Xántus

Este edificio, construido en el año 1952, se pensó como la reconstrucción de lo destruido durante la Segunda Guerra Mundial. El nombre del edificio es un homenaje a János Xántus, primer director del zoológico.

La visita a la Casa János Xántus resulta sumamente interesante. El edificio ha sido remodelado recientemente y alberga flora y fauna del sudeste asiático. Aquí el visitante encontrará muchísimas aves y pequeños mamíferos que representan la diversidad de la vida salvaje en las regiones tropicales de la península indochina y Nueva Guinea.

Zona Madagascar

El centro de esta sección es La Casa Madagascar, que fue construida originalmente como La Casa de los Monos en el año 1912. Con el paso del tiempo, el hábitat de los monos tuvo que ser modificado, la mayoría de los simios fueron mudados a un edificio exclusivamente para ellos y el resto diseminados alrededor del parque; es así que esta parte del Zoológico de Budapest se inauguró oficialmente como la Zona Madagascar en el año 2010.

En el hall central el visitante puede pasear rodeado de coloridas aves y el popular lémur de cola anillada. El edificio central y los alrededores sirven de vivienda para reptiles de Madagascar, tortugas y un extraño mangabeye de vientre dorado.

La casa de los Venenosos y los reptiles gigantes

Esta sección fue inaugurada en el año 2009; previamente este edificio albergó canguros y otras especies australianas. En la parte superior del edificio, los visitantes podrán recorrer la mayor exhibición de víboras venenosas de Europa Central. Los más peligrosos animales venenosos, reptiles y exóticos invertebrados son exhibidos en esta parte del zoológico.

Aquí los visitantes podrán aprender acerca de las peculiaridades y los estilos de vida de víboras venenosas, además de todo lo que resulta necesario saber en caso de ser atacado por una de estos animales.

Primates Al Alcance de la Mano

Los primates son el grupo de mamíferos al que varios monos y sus parientes cercanos los prosimios pertenecen. El Zoológico de Budapest exhibe una gran variedad de especies pertenecientes a este último grupo. En esta sección del zoológico, los visitantes podrán deleitarse con estos simpáticos animales que se destacan por su sentido del humor.

Aquí también viven los gorilas y los orangutanes. Estas especies tienen lugar al aire libre para jugar y divertirse, y al mismo tiempo existe un sector en el que el visitante podrá observarlos de cerca de través de un vidrio. El jardín ocupado por los gorilas tiene, ni más ni menos, que 1000 metros cuadrados de amplitud. Resulta un verdadero placer el admirar estas especies disfrutando de su vida.

Paquidermos Gigantes

Una de las atracciones más espectaculares del Zoológico de Budapest, esta sección aloja elefantes, rinocerontes e hipopótamos. El espacio es extraordinario. Luego de la Segunda Guerra Mundial se conoció a este lugar como La Casa de los Elefantes. En 1999, esta área se refaccionó, lo que hizo que los animales contarán con más espacio aún, incluyendo la ampliación de la pileta.

Sin mencionar el valor arquitectónico de la sección, vale la pena destacar que el agua que renueva permanentemente la pileta de los hipopótamos proviene directamente de los baños termales de Széchenyi, que se encuentran en las cercanías. Este espacio y sus habitantes son imperdibles.

El Mundo de las aguas

El Zoológico de Budapest cuenta con numerosas secciones en las que lo visitantes se pueden deleitar con la vida salvaje de las aguas. Estos puntos se encuentran a lo largo de un eje vertical que va desde El Gran Lago, pasando por La Casa de los Pingüinos, Focas y Osos Polares, y terminando en La Casa de los Animales, en donde se muestra la vida salvaje de las costas.

Parte de esta combinación de sectores relacionados a la vida en o cerca del agua, es el acuario, ubicado en América Tropicana. El conocido como El Gran Lago, una de las zonas y exhibiciones más antiguas de este parque, data de 1886 cuando el Zoológico de Budapest abrió sus puertas por primera vez. Este lago y sus alrededores fueron diseñados y construidos por Ferenc Reitter, un famoso ingeniero húngaro de la época.

En 1912, esta zona se reconstruyó, pero la renovación más significativa se produjo en el año 2012 con la asistencia financiera de la Unión Europea.

El Gran Lago exhibe numerosas aves acuáticas, entre las que se encuentran los pelicanos blancos, los garzas y muchas más. En esta zona también viven cientos de tortugas. Se trata de una sección del zoológico extremadamente recomendable.

Especialidades Botánicas

Como si la inmensa cantidad de especies que alberga este parque no fueran suficientes para el asombro del público, el Zoológico de Budapest incluye un fenomenal botánico. De hecho, por más increíble que parezca (debido a la gran cantidad de animales que hay en este zoológico), este parque es hogar de más especies de plantas que de animales. El visitante encontrará en el parque plantas de todos los tipos, tamaños y orígenes. Hay un Jardín Japonés (diseñado en los años ’60), árboles de más de 100 años de edad (que se estima ya estaban en la zona previo a la apertura del zoológico), plantas miniatura y plantas gigantescas.

Quienes visiten el zoológico se encontrarán con plantas características de Asia y de Norteamérica, como así también plantas de clima mediterráneo, tropicales, y hasta un jardín de cítricos.

El Jardín de las Mariposas

Inaugurada en el año 2000, esta exhibición de mariposas resulta fascinante. Relocalizada en el año 2002, hoy en su máximo esplendor, la muestra goza de muchísimo éxito entre chicos y grandes. Es importante tener en cuenta que esta sección se abre al público exclusivamente durante el verano. Se trata de un área de más de 250 metros cuadrados y un espacio aéreo de más de 1200 metros cúbicos, que alberga más de 100 especies de mariposas tropicales. Aquí los visitantes podrán moverse alrededor de las mariposas y observarlas detenidamente, mientras estas juegan, vuelan y se reproducen.